brandbits

April 2, 2018

¿Cómo ajustar tu tono de voz en una crisis?

Mantener el tono de voz adecuado en una crisis puede resultar difícil. Para bien o para mal, las marcas y los especialistas en marketing en general, sienten la necesidad de opinar sobre las tragedias, ya sea un problema público, un desastre natural o algún otro acontecimiento. Desafortunadamente, a menudo, es fácil ver estos momentos como una oportunidad más para aprovechar una tendencia que se genera por estos sucesos. Y los líderes empresariales suelen jugársela con frecuencia con su estrategia de mensajería de marca sin pensar.

En consecuencia, los líderes deciden que, dado que sus clientes están atrapados en casa navegando por internet, ahora es el momento perfecto para lanzar una nueva estrategia de ventas o destacar un nuevo producto. No obstante, la verdad es que la mayoría de los clientes no querrán que se les venda en ese momento, pues tus clientes no saben cómo van a administrar sus finanzas durante ese difícil momento. Por eso, están buscando mensajes que les digan cómo los ayudarás, es decir, brindar información útil.

Si estás realmente atrapado en una crisis y no estás seguro de cómo comunicar el tono de voz correcto a tus clientes, siempre puedes intentar hablar con ellos. Sin embargo, nadie podrá darte todas las respuestas sobre cómo debes construir tu estrategia de mensajería de marca en este momento, pero puedes tener una mejor idea de lo que tus clientes esperan enviando un correo electrónico y solicitando comentarios.

¿Necesitas ayuda con el mensaje de tu marca?

En última instancia, no existe una forma única de transformar tu tono de voz en una crisis. Por un lado, tus clientes esperan que continúes mostrando la personalidad única que han logrado amar de tu marca. Y Por otro lado, tienes que asegurarte de que tu actitud no parezca despreocupada.

El consejo es comenzar mirando a tu competencia y preguntarte, ¿qué les funciona?, ¿cómo resuenan sus clientes con los mensajes? Incluso puedes hacerlo con tus propios clientes en caso de que no estés seguro.

Al mismo tiempo, trata de no depender demasiado de la reutilización de las estrategias que utilizan otras empresas. Debes ser auténtico, atractivo y relevante en función de lo que sabes sobre tu público objetivo y la imagen que estás transmitiendo.

Lo mejor que puedes hacer es tener cuidado. Lee los mensajes que estás enviando varias veces antes de publicarlos. Una vez que estén arriba, realiza un seguimiento de las respuestas de tus clientes, para que así sepas cómo proceder según sus reacciones.

Revisa nuestros blogs recientes